El divorcio ante Notario.

Tras la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria, cabe la posibilidad de separarse o divorciarse ante Notario.

            Para poder hacerlo, los requisitos son:

  1. Que sea de mutuo acuerdo
  2. Que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio.
  3. Que no existan hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de los progenitores        

¿Podemos acudir a cualquier Notario?

Hay posibilidad de elegir cualquier Notario, pero con unos límites: Debe ser Notario del lugar del último domicilio común o del domicilio o residencia habitual de cualquiera de los solicitantes.

 ¿En qué consiste?

El procedimiento de separación o divorcio ante Notario consiste en el otorgamiento de una escritura pública a la que se incorpora una declaración de los cónyuges de su voluntad de separarse o divorciarse y un Convenio Regulador que deberá contener las medidas que regularán los efectos de la separación o el divorcio.

Esas medidas serán:

  • La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar
  • La contribución a las cargas del matrimonio (gastos comunes), así como sus bases de actualización y garantías en su caso.
  • El establecimiento de una posible pensión compensatoria o de alimentos para los hijos mayores de edad, pero dependientes económicamente de sus padres.
  • La liquidación, cuando proceda del régimen económico matrimonial.

Si hay hijos mayores o emancipados, éstos deberán prestar el consentimiento respecto de las medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar.

¿Es necesario un Abogado?

Si, es obligatoria la presencia de un Abogado en ejercicio, que deberá firmar también la escritura de separación o divorcio.

Recomiendo acudir a un Abogado desde el primer momento, ya que asesorará a los cónyuges sobre el contenido del Convenio Regulador y se ocupará de la redacción del mismo. Es importante este asesoramiento porque el Notario debe llevar a cabo una valoración del Convenio, de tal forma que, si considera que algunos de los acuerdos contenidos en el mismo es perjudicial para uno de los cónyuges o para los hijos mayores o menores emancipados afectados, dará por terminado el expediente, sin formalizar la separación o el divorcio; debiendo acudir entonces los cónyuges, para la aprobación del Convenio, a la vía judicial.

Una vez firmada la escritura, será el Notario el encargado de su inscripción en el Registro Civil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s